lunes, 2 de abril de 2012

REFLEXIÓN

Durante estos primeros días de la Semana Santa, estaría bien que reflexionáramos sobre la figura de Judas. Probablemente ya había decidido lo que iba a hacer, estaría inquieto y nervioso buscando el momento más adecuado para entregarlo. Probablemente Judas amó al Señor, en el fondo solo se puede traicionar a quien se  ama. Nosotros, ahora, casi 2000 años después, podemos pensar que seríamos incapaces de hacer lo que un día hizo Judas; pero, ¿cuántas veces le hemos traicionado a lo largo de nuestra vida? En estos días se nos invita a pensar despacio sobre nuestra relación con el Señor. ¿Le hemos traicionado? ¿En qué? ¿Estamos dispuestos a rectificar y pedirle perdón? No des nunca tu caso por perdido.

1 comentario:

  1. Es verdad que algunas veces de nuestra vida pecamos por tentaciones, pero Dios siempre nos perdona y nos quiere como sus hijos, sobre todas las cosas. Esperamos que esta Semana Santa nos sirva de reflexión y esperanza. Muchísimas gracias.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...