miércoles, 2 de mayo de 2012

ABANDONARSE EN DIOS


Cada día, al levantarnos, miles de preocupaciones vienen a nuestra mente: el trabajo, la familia, la salud, los problemillas del día… el Señor nos dice: Solo una cosa es importante.
Seamos como los niños que se abandonan en los brazos de sus padres. Ellos no se preocupan por el futuro ni por el pasado, simplemente viven el presente. No tienen preocupaciones, pues saben que todo lo que necesitan para subsistir se lo va a proporcionar su padre. No hacen juicios complicados. Para un niño, su padre es el mejor, aunque sea malo; el día que comienza a juzgarlo por sus actos, es que ha dejado de ser niño.
Abandonémonos en las manos de Dios, Él sabe mejor que nosotros lo que nos hace falta, acerquémonos al sagrario y contémosle nuestras inquietudes, preguntémosle qué quiere de nosotros  y lancémonos hacia esta aventura diaria que es seguir al Señor.
No siempre es fácil, pero yo lo sigo intentando cada día, a pesar de que no siempre lo consigo.

5 comentarios:

  1. ¡Que hermoso post! Descansar en los brazos
    de nuestro Padre como niños.¡ Muchas gracias!
    Dios le bendiga

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente no siempre es facíl.. pero si... cuando se deja todo en Sus manos...los vientos soplan a favor...El se encarga...!!!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Sin duda abandonarse en manos de Dios es lo que mejor podemos hacer. Gracias por todo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestros comentarios, lo más importante es que todas lo intentemos llevar a nuestro día a día, cuando a veces nos cuesta abandonarnos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Sí, cuanto más nos cueste más cercano tenemos a Dios.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...