jueves, 5 de junio de 2014

DON DE PIEDAD

Vienes a mí… para darme PIEDAD. 
Y yo necesito sentir con todas mis fuerzas que eres mi PADRE... 
Ese PADRE que cada día está a mi lado para contarle todo lo que me inquieta y desasosiega el alma... 
Ese PADRE que sé que comprende mis idas y venidas..., mi entrega a medias..., mis dudas..., mis peros y sinrazones... Porque sabe que todavía me comporto como un niño que crece... Como un adolescente que no sabe muchas veces dónde va..., ni por qué huye de lo que más quiere y necesita, teniéndolo al lado... 
Ese PADRE que sé que nunca se volverá atrás como yo hago... Que seguirá dándome su perdón y su Amor siempre que yo, arrepentido, se lo pida... 
Ese PADRE paciente eternamente..., porque su “tiempo” no es el nuestro... Su TIEMPO es tan infinito como su AMOR... Él es AMOR. Ese PADRE que se hace DON completamente... 
Y ahora sé que: 
Como PADRE, desde el cielo, me está MIRANDO... 
Como HIJO, me está ALIMENTANDO... 
Como ESPÍRITU, me está ACOMPAÑANDO... 
Para que yo no me olvide que, como obra salida de sus manos, SIEMPRE me estará AMANDO...
Para reflexionar...
¿Soy consciente de que Dios es mi Padre, que me ama, que me comprende y perdona, que es siempre FIEL, aunque yo sea infiel?
¿Me pongo en presencia de Dios en algún momento del día para contarle mis preocupaciones, mis miedos...?
¿Vivo mi relación con Dios desde el amor, me siento de verdad hijo de Dios?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...