jueves, 31 de mayo de 2012

A LOS SANTOS TAMBIÉN LES COSTÓ COMPRENDER...

El domingo celebramos el misterio de la Santísima Trinidad, muchos se esfuerzan en  llegar por la lógica a este misterio, pero los hombres no podemos deducir por medio de nuestra propia razón el misterio de la Santísima Trinidad, de hecho la palabra misterio hace referencia a algo inaccesible a la razón. Muchos nos pueden achacar que creemos en cosas que ni siquiera nosotros llegamos a entender, sin embargo Santo Tomás de Aquino escribe: “Es mejor andar por el camino, aunque sea cojeando, que caminar rápidamente fuera de camino. Porque el que va cojeando por el camino, aunque adelante poco, se va acercando al término; pero el que anda fuera del camino, cuanto más corre, tanto más se va alejando del término.” 

Tal vez nos pueda servir de ayuda este relato sobre San Agustín: "En cierta ocasión en que el glorioso doctor se hallaba en África, mientras iba paseando por la orilla del mar meditando sobre el misterio de la Trinidad, se encontró en la playa con un niño que había hecho un hoyo en la arena con una pala. Con la pala recogía agua del mar y la derramaba en el hoyo. San Agustín, al contemplarlo, se admiró y le preguntó qué estaba haciendo. Y el niño le respondió: “quiero llenar el hoyo con el agua del mar”. “¿Cómo?” dijo San Agustín, “eso es imposible, ¿cómo vas a poder, si el mar es grandísimo y ese hoyo y la pala muy pequeños?”. “Pues sí podré”, le contestó el niño, “antes llenaré el hoyo con toda el agua del mar que tú comprendas la Trinidad con el entendimiento”. Y en ese instante el niño desapareció." 

La Santísima Trinidad es un misterio, pero no un absurdo, tenemos que quedarnos con las consecuencias prácticas de este misterio y no con la teoría; de hecho, nos ayuda a comprendernos a nosotros mismos y nuestras relaciones con los demás; porque dice San Agustín que donde está el amor hay una trinidad: uno que ama, uno que es amado y uno que es el amor. De la misma forma nuestra propia familia es símbolo de la Santísima Trinidad: formamos una sola familia, aunque esté formada por distintos miembros, y la relación de armonía e igualdad debe de ser para nosotros un ejemplo para seguir en nuestra vida. Intentemos comprender este misterio no con los ojos de nuestra cara, sino con los del alma.


Esta entrada forma parte de la fiesta de los enlaces de la Santísima Trinidad:
http://tercets.blogspot.com.es/2012/05/most-holy-trinity-my-first-link-up.html

3 comentarios:

  1. Gracias por participar en los enlaces de La Santísima Trinidad. Mucho gusto conocerte. Estoy tan contenta de que compartido su reflexión con el cuento de San Agustín. Ha sido muchos años desde que pensé en eso.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Elisa, a nosotras también nos ha encantado poder participar en la fiesta de los enlaces de la Trinidad y descubrir tu blog.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. HOLA hermanas gracias por los trabajos que ponen, son muy interesantes, la pena que las personas pasen de largo espero que pronto de su fruto, yo lo miro cuando puedo recordando los tiempos que pasé pr ahí y que a veces añoro tanto, que se cumpla la voluntad de Dios aunque a veces cuesta, EL escribe derecho en renglones torcidos....j,m.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...