martes, 15 de mayo de 2012

EL ABRAZO DE DIOS

«Orar es estar con Dios y recibir su abrazo amoroso, a la vista de nuestra miseria; orar es ponerse ante los ojos de Dios y mirarle; es hablar con Dios, de cualquier modo, de cualquier manera que sea, en cualquier tono, en cualquier medida y cantidad; es hablar con Dios y dia­logar con él, es entrar en un intercambio de ojos y de miradas, de gestos y de palabras, de presencia y de en­trega, de amor y de cariño; orar es aceptar la llamada de Dios a ser su hijo y su amigo; orar es vivir intensa­mente la presencia de Dios en el alma; orar es estar ante Dios, en cuerpo y en alma, con todo el corazón y con toda la vida, en tu trabajo y en tu descanso, en todos los momentos y en todas las circunstancias, dejándote mirar por él y mirándole; orar es tener las manos abier­tas y suplicantes dirigidas al Padre; orar es dejar que tu corazón se parta ante la presencia amorosa de Dios; orar es convertirse en hijo de Dios; orar es ser admitido a un diálogo de amor con Dios» 
(J. Lafrance)

1 comentario:

  1. Esta es una entrada muy bonita. Siempre en manos de Dios. Gracias.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...