domingo, 6 de mayo de 2012

QUIERO PERMANECER EN TI


¡Señor, mantente cercano! Quiero estar unido a ti, como la vid a los sarmientos. Así podré encontrar a los otros con tu disponibilidad. Podré quererles mucho con el mismo amor con que tú me amas. Quiero quedarme contigo, Señor Jesús. Quiero permanecer en tu amor. Quiero abrir la vida y el corazón al amor incondicional que me ofreces. A un amor que supera todo. Hasta mi infidelidad.
“Permaneced en mí...  Permanece en mí… porque ahí está la felicidad de mi vida, la verdadera alegría interior”. Que yo centre mi vida, que haga mi proyecto contigo, siempre contigo. Hoy te digo también: “Jesús, ayúdame. Pero estate conmigo para que yo florezca, para que dé buen fruto. Y no temas podarme, no temas cortarme y quitarme todo lo que veas. Corta, poda, quema, endereza, refuerza, dispón a tu gusto de este pobre sarmiento que soy yo para que pueda dar fruto de verdad, que es lo que Tú quieres, porque sin ti no puedo hacer nada”.
Me quedo ahí, mirándote y escuchándote y me repites sólo eso: “Permanece en mí, que Yo permanezco en ti... Permanece en mí, que Yo permanezco en ti…”. Que nunca nada ni nadie jamás me separe de ti. Ayúdame en el trabajo de estar siempre unida a ti, porque así seré feliz y haré felices a los demás.

2 comentarios:

  1. ¡Señor, mantente cercano! Quiero estar unido a ti, como la vid a los sarmientos. Así podré encontrar a los otros con tu disponibilidad.
    ¡Gracias por tan bella y profunda reflexión!
    Dios le bendiga.

    ResponderEliminar
  2. El Señor, suele despojar al ser humano de todo, para que El pueda ser el Todo!!! Sin El no hay nada,nada posible!!!

    Me encantó el post del Oficio Divino... ahora lo rezaré con mayor unción!!!

    Gracias hermanas!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...