lunes, 23 de julio de 2012

LA AVENTURA DE LA FE

Un encuentro puede transformar la vida y darle un sentido nuevo. La alegría nace de poderse entregar y romper las barreras del egoísmo para intentar una aventura de comunicación.
Nosotras hicimos esta experiencia un día. De repente, una palabra del Evangelio nos invadió como una  luz y una fuerza. La llamada tenía el rostro de Cristo. "Jesús, un día, fijó su mirada en el joven rico y lo amó".
Respondimos con un sí, que queríamos fuera libre y total como el sí del amor: que implicara nuestra vida entera, hoy y mañana. Por Cristo, por el Evangelio renunciamos a poseer, a fundar una familia, a disponer de nosotros mismos según nuestra voluntad. Nos confiamos absolutamente en el Otro, con el presentimiento en el corazón de comprometernos en una vía que no podía engañarnos, de responder al deseo más profundo de nuestro ser. No queríamos desde entonces preferir nada por encima del amor de Cristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...