miércoles, 29 de agosto de 2012

EL CIELO ES REAL

¿Te imaginas una descripción del cielo hecha por un niño de cuatro años? Sincera, sencilla, espontánea... Pues eso es lo que nos cuenta el libro titulado el Cielo es real, escrito por el padre de Colton, un niño que con cuatro años estuvo a punto de morir en el quirófano. Meses más tarde, comenzó a hablar de aquellas breves horas en que se encontró entre la vida y la muerte. En 2003, durante un viaje familiar, Colton empezó a explicar que unos ángeles lo habían visitado en el quirófano. Su padre no podía dar crédito a lo que oía, pero lo animó a seguir. El pequeño afirmó entonces que mientras lo operaban vio a sus padres aguardando desconsolados en la sala de espera. Esto no era más que el principio. Durante los años siguientes les fue dando detalles de su breve estancia en el cielo y de las personas que allí conoció, como su bisabuelo Pop, muerto desde hacía más de treinta años, o su hermana,a la que su madre perdió en el segundo mes de embarazo. En la actualidad Colton tiene once años, pero todavía recuerda aquel cielo en el que abundan los colores, las personas y los animales. También nos cuenta que en el cielo conoció a Jesús, del que dice: "tiene pelo castaño, barba larga, la tez un poco oscura y la mayor sonrisa que jamás he visto", de hecho, años después lo reconoció en una imagen pintada por Akiane, una niña que tuvo una experiencia parecida. Colton dice que no hay furia en el cielo, ni tampoco tristeza, solo sensación de felicidad. Y que Jesús quiere locamente, tiernamente a los niños. En definitiva, es un libro entretenido que nos da una lección de teología con la pedagogía de un niño.

domingo, 19 de agosto de 2012

RECORDANDO LA JMJ...

Para todos los que tuvimos la gracia de poder asistir a alguno de los actos de la pasada jmj en Madrid, estos días se nos agolpan los recuerdos... Nosotras tuvimos la oportunidad de estar en el encuentro que el Papa tuvo con jóvenes religiosas en El Escorial. Fue una aventura inolvidable. Yo había estado con Juan Pablo II en Cuatro Vientos, pero esta era la primera vez que podía ver al Vicario de Cristo habiendo realizado la vocación de consagrada a la que había sido llamada. La forma de vivir las cosas cuando has dado el sí definitivo al Señor es diferente a la que se tiene cuando se está comenzando en el camino de seguimiento. Este encuentro fue muy profundo en muchos aspectos… 
 

viernes, 17 de agosto de 2012

ADORACIÓN Y SILENCIO

La adoración no debería ser un acto que hacemos ocasionalmente, sino una actitud del alma, sometida por entero a Dios. Lo normal sería que el hombre viviera en una adoración sin fin, postrado y lleno de asombro ante él, extasiado, es decir, como salido de sí mismo, fasci­nado por la contemplación de algo que le subyuga. An­tes veía, admiraba y estallaba en cantos; ahora, veo y callo, me inclino y adoro, me rindo ante él. En la alaban­za ponía mis ojos en Dios y su grandeza me hacía esta­llar; en la adoración, pongo mis ojos en él, pero ya no soy capaz de articular ni una sola palabra. Estoy ante Dios, adorable y amable, y sólo puedo decirle, temblan­do, estas pobres palabras, antes de caer en un silencio que no me gustaría romper por nada del mundo: «Tú eres el Todo y yo la nada; tú existes por ti mismo, yo sólo por ti; tú eres el creador y yo la criatura; tú eres el poderoso y yo la debilidad más absoluta. Y ahora estoy de­lante de ti, el que eres desde siempre y para siempre». 

(R. Guardini)

viernes, 10 de agosto de 2012

¿QUÉ ES UN MONJE?

El monje no es un personaje singular, aparte del común de los mortales. Es simplemente uno de tantos que, por la gracia de Dios, intentan resolver el gran problema de la existencia. Es un cristiano, un hijo adoptivo de Dios, que como sus semejantes debe vivir de fe, esperanza y caridad, mientras avanza por el camino que le conducirá a la felicidad eterna. Los votos de religión no le establecen un estado de gracia excepcional; la finalidad de los votos consiste en colocar el alma en las disposiciones requeridas para aprovecharse de las inmensas riquezas del cristianismo. El monje no es más que un religioso, y un religioso no es más que un cristiano que intenta serlo con plenitud, con perfección; no un superhombre o un supercristiano. El monacato tiende a conducirle hacia una plenitud, a convertirle en un cristiano perfecto.
Padre García Colombás- Monje Benedictino

sábado, 4 de agosto de 2012

ANIVERSARIO DE LOS ORÍGENES DE NUESTRO MONASTERIO

En el año 2012 de la Natividad del Señor, día 5 del mes de agosto, en Cuenca, el 564 Aniversario de los orígenes de nuestro Monasterio, con la toma de hábito y profesión solemne de las siete primeras monjas benedictinas.
Unidas a ellas por la fidelidad a nuestra Santa Regla, estrechando en el Espíritu los lazos del amor fraterno con cuantas nos han precedido, vivamos este aniversario con gratitud al Señor. Pidámosle el don de ser siempre dignas de la elección que Él hizo de nosotras, y, acogiéndonos a la protección maternal de Santa María, Madre de Dios y Madre de la Iglesia, ratifiquemos de corazón nuestra entrega, mediante la Estabilidad, que hace de todas nuestras vidas a lo largo de los siglos un único sacrificio acepto al Padre, por Cristo.

miércoles, 1 de agosto de 2012

DIOS ES EL MISTERIO

Dios no es un infinito abstracto, impreciso, lejano, extraño al drama de la existencia humana. Dios es, ciertamente, un misterio, el Misterio, y sólo balbuceando podemos hablar de Él; pero sabemos por la fe que, en un transporte de amor, cuya fuente se halla en la plenitud del Bien que es Dios mismo, nos envió a su Hijo, y el Hijo nos reveló que Dios es Padre, "Padre de misericordia", que atrae, perdona, guía, ensalza, colma de felicidad al hombre, su hijo por adopción, que vive y se agita en el mundo, ese vasto espacio, triste e insondable, en el que domina el olvido de Dios y la atracción de los bienes perecederos y del pecado. El hombre es, en el seno de este caos, un ser ignorante, presumido, miserable; pero al mismo tiempo es capaz de buena voluntad, de abnegación, de alcanzar las cimas de la santidad y de sumergirse en las simas de la perversión. La fe en Dios, Padre de misericordia, y la inserción en el Cuerpo místico de Cristo libran al hombre de perecer en el gran drama del mundo y colman la necesidad casi infinita de librarse de su propia miseria que experimenta.

Padre García Colombás- Monje Benedictino
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...