domingo, 19 de agosto de 2012

RECORDANDO LA JMJ...

Para todos los que tuvimos la gracia de poder asistir a alguno de los actos de la pasada jmj en Madrid, estos días se nos agolpan los recuerdos... Nosotras tuvimos la oportunidad de estar en el encuentro que el Papa tuvo con jóvenes religiosas en El Escorial. Fue una aventura inolvidable. Yo había estado con Juan Pablo II en Cuatro Vientos, pero esta era la primera vez que podía ver al Vicario de Cristo habiendo realizado la vocación de consagrada a la que había sido llamada. La forma de vivir las cosas cuando has dado el sí definitivo al Señor es diferente a la que se tiene cuando se está comenzando en el camino de seguimiento. Este encuentro fue muy profundo en muchos aspectos… 
 

Encuentro con la Iglesia, con Cristo. Era imposible no palpar la gracia del Espíritu Santo que acampaba a sus anchas entre más de 1600 jóvenes que han aceptado la petición de tener a Cristo como Esposo. 
Encuentro con las demás jóvenes. Daba igual ir de blanco o de negro, con escapulario o sin él; pertenecíamos a una comunidad universal que superaba los carismas concretos y, juntas, formábamos un solo cuerpo que encajaba estupendamente. 
Encuentro con otras benedictinas. La verdad es que a veces las novicias corremos el riego de sentirnos como un “bicho raro” o como si estuviéramos en peligro de extinción. Aquí pude comprobar que no estoy sola, que hay otras jóvenes en otras partes de España que, como yo, han encontrado en el carisma benedictino la respuesta a las inquietudes de su corazón. 
Y por último, encuentro con mis hermanas de comunidad. A pesar de vivir juntas, a veces hacen falta experiencias como éstas para afianzar nuestros lazos de unión. No solo sentí una comunión especial con las ocho hermanas que pudimos ir, sino que también lo experimenté con todas las que se quedaron en casa viéndonos por la tele y que a la vuelta nos abrazaron y compartieron nuestra alegría. 
Un año después releo los textos de la jornada y hago examen de conciencia sobre cómo está la llama de mi fe, que durante la jmj ardió sin control, pero que a veces, en el día a día, le cuesta mantenerse encendida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...