lunes, 1 de octubre de 2012

SANTA TERESA DE LISIEUX

"La rodeó y enseñó, la guardó como a la niña de sus ojos. Como el águila extendió Él sus alas y la cogió y la llevó sobre sus plumas. Sólo Dios fue su guía"

Hoy celebramos la memoria de Santa Teresita. Muchos piensan que es una niña con una espiritualidad ñoña e inmadura, ya que entró en el monasterio con quince años y murió a los veinticuatro. Cuando tenía dieciséis años leí por primera vez su Historia de un Alma, un libro que he releído varias veces y que tengo bastante subrayado, su historia me ayudó a recorrer el camino de mi discernimiento vocacional. Sta Teresita, con su testimonio, acercó el ideal de santidad a todas las personas.
"Durante mucho tiempo me he preguntado por qué tenía Dios preferencias, por qué no recibían todas las almas las gracias en igual medida. Me extrañaba verle prodigar favores extraordinarios a los santos que le habían ofendido, como san Pablo o san Agustín, a los que forzaba, por así decirlo, a recibir sus gracias; y cuando leía la vida de aquellos santos a los que el Señor quiso acariciar desde la cuna hasta el sepulcro, retirando de su camino todos los obstáculos que pudieran impedirles elevarse hacia él y previniendo a esas almas con tales favores que no pudiesen empañar el brillo inmaculado de su vestidura bautismal, me preguntaba por qué los pobres salvajes, por ejemplo, morían en tan gran número sin haber oído ni tan siquiera pronunciar el nombre de Dios... Jesús ha querido darme luz acerca de este misterio. Puso ante mis ojos el libro de la naturaleza y comprendí que todas las flores que él ha creado son hermosas, y que el esplendor de la rosa y la blancura del lirio no le quitan a la humilde violeta su perfume ni a la margarita su encantadora sencillez... Comprendí que si todas las flores quisieran se rosas, la naturaleza perdería su gala primaveral y los campos ya no se verían esmaltados de florecillas... Esto mismo sucede en el mundo de las almas, que es el jardín de Jesús. El ha querido crear grandes santos, que pueden compararse a los lirios y a las rosas; pero ha creado también otros más pequeños, y éstos han de conformarse con ser margaritas o violetas destinadas a recrear los ojos de Dios cuando mira a sus pies. La perfección consiste en hacer su voluntad, en ser lo que él quiere que seamos..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...