viernes, 2 de noviembre de 2012

JÓVENES Y FE

Estos días se está celebrando en Valencia el I Congreso Nacional de Pastoral Juvenil. 
Conviene que todos, desde nuestro puesto dentro de la Iglesia, reflexionemos sobre la relación que los jóvenes tienen con la fe. Doy clase a chicos de Educación Secundaria, y muchas veces me planteo si doy verdadero testimonio, si ellos ven en mí a una Consagrada o tan solo a su profesora de Sociales. 
Cuando tengo oportunidad, aprovecho para hablarles de la fe con alguna presentación o algún vídeo. La mayoría de ellos, a pesar de haber recibido el sacramento del Bautismo y de la Comunión, pertenecen a familias católicas no practicantes.
Cuando me pongo a hablar con ellos sobre la fe o la oración, tengo la misma sensación que cuando a un niño le pones un plato de verdura y dice que no le gusta, y después de intentar convencerlo, lo prueba y dice: ¡Ah, pero si está bueno...! Lo mismo les pasa a los jóvenes con la fe: en un primer momento te dicen que eso no les gusta, que no va con ellos, pero si los convences para que prueben un bocado, terminan saboreando el don de la fe. Reconozco que algunos desconectan automáticamente el chip cuando empiezas a hablar de fe, pero otros ni parpadean, aunque todavía no han tenido una experiencia personal de fe profunda, abren los ojos a la novedad del Evangelio, tan diferente a las cosas que el mundo les ofrece. El corazón de los jóvenes, como el de cualquier ser humano, anhela la verdad.
En muchas ocasiones es difícil evangelizar y nos podemos dejar invadir por el desánimo, pero es una necesidad. Si supiésemos que existe un lugar donde todo el mundo tiene lo que necesita, donde se curan todas las enfermedades, no dudaríamos en recomendárselo a todos nuestros conocidos, pues ese lugar existe, y es una persona: CRISTO

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...