martes, 22 de enero de 2013

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

DÍA 5 Caminar como amigos de Jesús
Lecturas
Cantar de los Cantares 1, 5-8 Amor y el amado
Salmo 139, 1-6 Tú me sondeas y me conoces
3 Juan 2-8 Hospitalidad hacia los amigos en Cristo
Juan 15, 12-17 Os llamo amigos

Comentario
Caminar humildemente con Dios no significa caminar solos. Significa caminar junto a los que son los signos vivientes de la presencia de Dios entre nosotros, nuestros amigos.
«Os llamo amigos», dice Jesús en el evangelio de Juan. En la libertad del amor, podemos escoger a nuestros amigos y ser escogidos como amigos. «No me elegisteis vosotros a mí; fui yo quien os elegí», dice el Señor a cada uno de nosotros. La amistad de Jesús con cada uno de nosotros transfigura y trasciende nuestras relaciones con la familia y la sociedad.
Nos habla del amor profundo y duradero de Dios por todos nosotros. La canción de amor de la Biblia, el Cantar de los Cantares de Salomón, ha sido interpretado de varios modos, por ejemplo, como el amor de Dios por Israel, o el amor de Cristo por la Iglesia. Es testigo de la pasión entre amantes que trasciende las barreras impuestas por la sociedad. Cuando la amada dice a su amado «soy morena, pero hermosa», sus palabras llegan con la súplica «no miréis que soy morena». Pero el amado sí mira y elige el amor como hace Dios en Cristo.
¿Qué es lo que Dios exige a los que son llamados a caminar con Jesús y a sus amigos? En la India es una llamada a las Iglesias a abrazar a los dalits como amigos iguales de su amigo común. Una tal llamada a ser amigos con los amigos de Jesús es otro modo de comprender la unidad de los cristianos por la que oramos en esta semana. Los cristianos de todo el mundo están llamados a ser amigos de todos los que luchan contra la discriminación y la injusticia. Caminar hacia la unidad de los cristianos exige que caminemos humildemente con Dios con –y como– los amigos de Jesús.

Oración
Jesús, desde el primer momento de nuestra existencia nos ofreciste tu amistad. Tu amor abraza a todas las personas, especialmente a los que son excluidos o rechazados por constructos humanos de casta, raza o color. Llenos de confianza y seguridad en ti de nuestra dignidad, te pedimos poder caminar en solidaridad hacia los demás y abrazarnos en el Espíritu como hijos de Dios.
Dios de vida, condúcenos hacia la justicia y la paz. Amén.

Preguntas para la reflexión
1. ¿Quiénes son en su comunidad los que Cristo llama a ser amigos suyos?
2. ¿Qué impide a los amigos de Jesús ser amigos unos de otros?
3. ¿En qué modo ser amigos del mismo Jesús desafía a las Iglesias divididas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...