jueves, 28 de febrero de 2013

miércoles, 27 de febrero de 2013

UNA SENCILLA MUESTRA DE AGRADECIMIENTO

Nuestros alumnos han participado en una iniciativa de varios jóvenes españoles para demostrar su agradecimiento al Papa Benedicto XVI. Juntos esperamos hacer el aplauso más largo de la historia para mostrarle nuestro agradecimiento por su pontificado http://elaplausomaslargo.blogspot.com.es/ 

miércoles, 20 de febrero de 2013

FE Y ORACIÓN

La oración siempre está estrechamente relacionada con la realidad de la fe, es un encuentro del hombre con Dios en la fe, es, en definitiva, la forma en que se actualiza la fe. La oración y la fe no son realidades separadas, ni sólo coexistentes. Si la fe es la adhesión a Cristo y el aban­dono en él, la oración es el acto de este abandono; es la ofrenda que se hace de uno mismo a Cristo. Ofrenda que se hace con el fin de que él nos reciba de una manera especial y nos transforme. Si la fe es el reconocimiento de nuestra impotencia y la espera de que todo nos llegue de Dios, la oración es la llamada existencial de la pobreza espiritual y del vacío interior del hombre, que pide que el Espíritu Santo lo llene con su presencia y con su po­der. A medida que se desarrolla la fe, la oración se hace más pura y más ferviente. Como actualización de la fe, marcada por el dinamismo de la conversión, la oración, al igual que la eucaristía, conduce al hombre hacia la transformación y la conversión.

domingo, 10 de febrero de 2013

SANTA ESCOLÁSTICA PARA NIÑOS, Y NO TAN NIÑOS...

Hoy celebramos la fiesta de Santa Escolástica, hermana de San Benito, recordemos uno de los pasajes más emocionantes que vivió junto a su hermano.
San Benito, flores nuevas para un santo añejo. J.L. Cortés. Benedictinas de la Natividad- Madrid

miércoles, 6 de febrero de 2013

DECÁLOGO VOCACIONAL

No todos los criterios que se indican deben darse a la vez en ti. Tampoco es necesario que se den con mucha intensidad. Basta con que sientas que "algo así" te está ocurriendo: 
  1. No necesitas una evidencia o una seguridad total. Para este momento de la decisión no la precisas. Con tener una conciencia recta y bien informada, no necesitas más de un 51% de razones para decidirte. 
  2. Los ejercicios de búsqueda vocacional hechos hasta ahora te llevan, en general, a iguales o parecidas conclusiones. 
  3. A medida que te clarificas vas encontrando paz interior, libertad, gozo, ser tú mismo... Al decidir no te mueve ni la angustia, ni el agobio, ni tam­poco la euforia que suele ser muy mentirosa. 
  4. Has elegido las "preferencias de Jesús" y te sien­tes agradecido y humilde. 
  5. Has entendido que tu decisión centra y orienta tu vida y te ayuda a entender tu pasado y tu pre­sente como una historia conducida desde siem­pre por el Señor, tu Dios. 

domingo, 3 de febrero de 2013

NO TENGÁIS MIEDO DE PRESENTAROS COMO PERSONAS CONSAGRADAS

Fragmento de la carta de Mons Juan José Asenjo Pelegrina: 
“En la fiesta de la Presentación y ofrecimiento del Señor al Padre celestial, fiesta del encuentro de Dios con su pueblo, representado por los ancianos Simeón y Ana, os convoco a todos, queridos consagrados, a renovar vuestro ofrecimiento y consagración al Señor que se fraguó el día de vuestra profesión religiosa y que debéis seguir alimentando creciendo cada día en vida interior. La acción y la contemplación no son dos realidades antitéticas sino complementarias. Necesitamos del silencio, de la oración prolongada a los pies del Señor, de la contemplación y la escucha de Aquel que es el supremo valor en nuestra vida, el “Dios siempre mayor”, el único que merece nuestra alabanza, nuestra adoración, nuestro servicio, nuestro seguimiento incondicional y la entrega de nuestra afectividad y de nuestra vida entera. Vuestro encuentro con el Señor, en el que os sentisteis seducidas, conquistadas y ganadas por Él y os decidisteis a seguirle y ofrendarle la vida, se renueva y rejuvenece cada día en la oración, que es al mismo tiempo un verdadero manantial de ardor apostólico. En la Presentación de Jesús en el templo, después de encontrar y contemplar al Señor, Simeón y Ana glorifican a Dios y hablan del Niño a todos los que esperan la salvación de Israel. Quienes hemos recibido la gracia inmensa de ser llamados por el Señor, hemos recibido también la misión de anunciarlo y entregarlo a nuestros hermanos como mensajeros de la salvación y testigos de la esperanza y del amor de Dios. Os lo recordaba el Papa Benedicto XVI en un encuentro con los consagrados de la Diócesis de Roma en el primer año de su pontificado: Desde sus orígenes la vida consagrada se ha caracterizado por su sed de Dios… Que vuestro primer y supremo anhelo sea testimoniar que Dios tiene que ser escuchado y amado con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas, antes que cualquier otra persona o cosa. No tengáis miedo de presentaros como personas consagradas, y tratad por todos los medios de manifestar vuestra pertenencia a Cristo, el tesoro escondido por el que habéis dejado todo. Asumid el conocido lema programático de San Benito: No antepongáis absolutamente nada al amor de Cristo’. En la fiesta de su presentación, el Señor se nos muestra como “la luz que ilumina a las naciones”. Que María, la Virgen fiel y madre de los consagrados, nos ayude a todos a ser portadores de luz, luminarias vivientes con nuestras obras, con nuestras vidas, en nuestros empeños pastorales y en nuestras comunidades”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...