viernes, 14 de junio de 2013

LECTIO DIVINA PARA ADOLESCENTES

•STATIO:
Antes de comenzar el encuentro con el Señor a través de su Palabra, pedimos la luz y la fuerza al Espíritu Santo.
Espíritu Santo, abre mis ojos para que vea la vida con tu luz. 
Abre mi corazón para que me sienta amado con tu amor. 
Abre mi mente a tu Palabra que es orientación y alimento. 
Ayúdame a olvidarme de todo lo que me impide escucharte: la música, la publicidad, mi imaginación… que este momento sea un apoyo para seguir caminando. 
AMÉN
• LECTIO: Lectura del pasaje Gálatas 5,13-15
Leemos el texto de forma personal, varias veces para que nos vaya empapando y penetre nuestro corazón.

Es cierto, hermanos, que habéis sido llamados a la libertad. Pero no toméis la libertad como pretexto para vuestros apetitos desordenados; antes bien, haceos esclavos los unos de los otros por amor. Pues toda ley se cumple, si se cumple este precepto: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os devoráis unos a otros, acabaréis por aniquilaros mutuamente.

  • Me detengo en la imagen de la libertad y tomo conciencia de la importancia que ésta tiene para el ser humano, ya que probablemente, la libertad, sea la mejor característica que define al hombre.
  • “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, si la libertad es esencial para que el hombre sea realmente hombre, el amor es esencial para que el cristiano sea realmente cristiano.
MEDITATIO:
Al escuchar este pasaje, tengo la sensación de que el tiempo no ha pasado, parece que Pablo vive en nuestro mundo y tiene las mismas ansias de libertad que yo.
*¿Qué es para mí la libertad? ¿Pienso como Pablo que he sido llamado a la libertad? 
* ¿En qué personas, cosas, lugares… encuentro mi libertad? ¿Qué papel juega Dios en las decisiones que yo tomo libremente? 
* ¿Soy consciente de que soy esclavo del sistema en el que vivo, de la publicidad, las modas… de que no soy realmente libre como Dios me ha llamado a ser? 
* ¿Encuentro alguna relación entre libertad y amor? 
* ¿Qué necesito para ser realmente libre? 
* ¿Soy libre en mi forma de amar o me dejo llevar por los estereotipos que me marca la sociedad? 
* Ser esclavo por amor como dice San Pablo, ¿es algo que va en contra de mi libertad?

sábado, 8 de junio de 2013

GRACIAS

Señor, te doy gracias porque entre tantas me has elegido a mi. 
Sé que por mi profesión estoy totalmente consagrada a tu servicio y soy tu esposa para siempre. 
Como tu Madre, soy virgen. Pero como ella siento latir en mi la maternidad espiritual, sobre muchas almas. 
Señor, que pase mi vida haciendo el bien. Que cada día sepa bordar, con generosa entrega, un bello tapiz de oración y de trabajo, como la Virgen supo hacerlo en su retiro de Nazaret. 
Por eso le digo: Gracias te doy, ¡oh Madre! Por la vocación recibida; dame la gracia de ser a ella fiel toda mi vida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...