jueves, 24 de enero de 2013

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

DÍA 7 Caminar en solidaridad
Lecturas
Números 27, 1-11 El derecho de herencia de las hijas
Salmo 15 ¿Quién podrá habitar en el santuario de Dios?
Hechos 2, 43-47 Los discípulos todo lo compartían
Lucas 10, 25-37 El buen samaritano

Comentario
Caminar humildemente con Dios significa caminar en solidaridad con todos los que luchan por la justicia y la paz. Esto hace que surja una pregunta dirigida a todos los que oramos por la unidad de los cristianos en esta semana: ¿qué unidad buscamos? La Comisión Fe y Orden, que incluye a las Iglesias representadas en el Consejo del Mundial de las Iglesias y a la Iglesia católica, entiende la unidad como «la unidad visible en una fe y en una comunión eucarística». El movimiento ecuménico tiene el cometido de superar las barreras históricas y actuales que dividen a los cristianos, pero lo hace con una visión de la unidad visible que liga la naturaleza y la misión de la Iglesia con el servicio a la unidad de todo el género humano y a la superación de todo lo que perjudica la dignidad de los hombres y los mantiene separados. 

miércoles, 23 de enero de 2013

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

DÍA 6 Caminar más allá de las barreras
Lecturas
Rut 4,13-18 La descendencia de Rut y Boaz
Salmo 113 El Dios que ayuda al necesitado
Efesios 2, 13-16 Cristo ha derribado el muro entre nosotros
Mateo 15, 21-28 Jesús y la mujer cananea

Comentario
Caminar humildemente con Dios significa caminar más allá de las barreras que dividen yperjudican a los hijos de Dios. Los cristianos de la India son conscientes de las divisiones entre ellos. San Pablo experimentó las divisiones devastadoras en la comunidad cristiana primitiva entre los cristianos gentiles y judíos. Ante esta barrera y todas las que vendrían después, Pablo proclama que «Cristo es nuestra paz. Él ha hecho de ambos pueblos uno solo; él ha derribado el muro de odio que los separaba». En otro lugar Pablo escribe: «Incorporados a Cristo por el bautismo, os habéis incorporado a Cristo. Ya no hay distinción entre judío y no judío, ni entre esclavo y libre, ni entre varón y mujer. En Cristo Jesús todos sois uno» (Gálatas 3, 27-28). En Cristo todas las barreras profundas del mundo antiguo –como también sus sucesoras en la actualidad- han sido eliminadas, ya que en la cruz Jesús creó en sí mismo una nueva humanidad.
En un mundo en que las barreras religiosas son frecuentemente difíciles de superar, los cristianos que son una pequeña minoría en el contexto multirreligioso de la India nos recuerdan la importancia del diálogo y de la colaboración interreligiosos. El evangelio de Mateo nos habla del difícil viaje de Jesús –y sus discípulos– para superar barreras religiosas, culturales y de género, al enfrentarse con una mujer cananea que ruega que le curen a su hija. El instinto visceral de los discípulos de echarla y la hesitación misma de Jesús son vencidos por la fe de ella y su necesidad. De aquí que Jesús y sus discípulos fueron capaces de superar las barreras humanas impuestas y los límites del mundo antiguo. Esto también está presente en la Biblia hebrea. El Libro de Rut, de la mujer moabita de una cultura y religión diferentes, termina con una lista de los descendientes de ella con el israelita Boaz. El hijo Obed fue el padre de Jesé, el padre del rey David. El linaje del rey-héroe del antiguo Israel refleja el hecho de que la voluntad de Dios se puede cumplir cuando las personas atraviesan las barreras de la religión y de la cultura. Caminar con Dios hoy exige que vayamos más allá de las barreras que separan a los cristianos unos de otros y de las personas de otras creencias. El camino hacia la unidad de los cristianos exige que caminemos humildemente con Dios más allá de las barreras que nos separan.

martes, 22 de enero de 2013

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

DÍA 5 Caminar como amigos de Jesús
Lecturas
Cantar de los Cantares 1, 5-8 Amor y el amado
Salmo 139, 1-6 Tú me sondeas y me conoces
3 Juan 2-8 Hospitalidad hacia los amigos en Cristo
Juan 15, 12-17 Os llamo amigos

Comentario
Caminar humildemente con Dios no significa caminar solos. Significa caminar junto a los que son los signos vivientes de la presencia de Dios entre nosotros, nuestros amigos.
«Os llamo amigos», dice Jesús en el evangelio de Juan. En la libertad del amor, podemos escoger a nuestros amigos y ser escogidos como amigos. «No me elegisteis vosotros a mí; fui yo quien os elegí», dice el Señor a cada uno de nosotros. La amistad de Jesús con cada uno de nosotros transfigura y trasciende nuestras relaciones con la familia y la sociedad.
Nos habla del amor profundo y duradero de Dios por todos nosotros. La canción de amor de la Biblia, el Cantar de los Cantares de Salomón, ha sido interpretado de varios modos, por ejemplo, como el amor de Dios por Israel, o el amor de Cristo por la Iglesia. Es testigo de la pasión entre amantes que trasciende las barreras impuestas por la sociedad. Cuando la amada dice a su amado «soy morena, pero hermosa», sus palabras llegan con la súplica «no miréis que soy morena». Pero el amado sí mira y elige el amor como hace Dios en Cristo.

lunes, 21 de enero de 2013

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

DÍA 4 Caminar como hijos de la tierra

Lecturas
Levítico 25, 8-17 La tierra es para el bien de todos, no para la ganancia personal
Salmo 65, 5b-18 La efusión fructífera de la gracia de Dios en el mundo
Romanos 8, 18-25 El anhelo de toda la creación de la redención
Juan 9, 1-11 Jesús sanando, barro, cuerpos y agua

Comentario
Si estamos llamados a caminar humildemente con Dios tendremos que ser siempre conscientes de que somos parte de la creación y beneficiarios de los dones de Dios. Hay un creciente reconocimiento en el mundo de hoy de que es prioritaria una mejor comprensión de nuestro lugar en la creación. Especialmente entre cristianos hay una toma de conciencia creciente de que los asuntos ecológicos forman parte de «caminar humildemente con Dios», el Creador, ya que todo lo que tenemos nos es dado por Dios en su creación y por tanto no es “nuestro” para que podamos hacer lo que nos plazca. Por esta razón desde el 1 de septiembre al 4 de octubre los cristianos están invitados a celebrar el Tiempo para la Creación, una práctica observada cada vez por más Iglesias. En 1989 el patriarca ecuménico Dimitrios I proclamó el 1 de septiembre como jornada de oración por el medioambiente. El calendario litúrgico de la Iglesia ortodoxa comienza ese día con una conmemoración de la creación del mundo por Dios. El 4 de octubre muchas Iglesias de la tradición occidental conmemoran a Francisco de Asís, el autor del Cántico de las criaturas. El comienzo y el final del Tiempo para la Creación están de este modo ligados a la preocupación por la creación en la tradición cristiana oriental y occidental, respectivamente.

domingo, 20 de enero de 2013

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

DÍA 3 Caminar hacia la libertad
Lecturas
Éxodo 1, 15-22 Las matronas judías observan la ley de Dios por encima de la orden del faraón
Salmo 17, 1-6 La oración confiada del que está abierto a la mirada de Dios
2 Corintios 3, 17-18 La gloriosa libertad en Cristo de los hijos de Dios
Juan 4, 4-26 La conversación con Jesús lleva a la mujer samaritana a un modo de vida más libre

Comentario
Caminar humildemente con Dios es siempre un caminar para recibir la libertad que concede a todos los pueblos. Teniendo esto presente, celebramos. Celebramos el misterio de la lucha por la libertad, que tiene lugar también en sitios donde la opresión, el prejuicio y la pobreza parecen cargas insostenibles. El claro rechazo a aceptar órdenes y condiciones inhumanas –como las que dio el faraón a las matronas del pueblo judío esclavizado– pueden parecer actos pequeños; sin embargo, estos son frecuentemente el tipo de actos
a favor de la libertad que se producen en comunidades locales en todas partes. Este caminar resuelto hacia una vida más plena hace presente el don de la esperanza evangélica a todos los pueblos, concretado, de distintos modos, en los patrones de desigualdad que existen en el mundo.

sábado, 19 de enero de 2013

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

DÍA 2 Caminar con el cuerpo partido de Cristo
Lecturas

Ezequiel 37,1-14 «¿Volverán a vivir estos huesos?»

Salmo 22,1-8 El siervo de Dios, ultrajado e insultado, grita a Dios

Hebreos 13, 12-16 La llamada a ir hacia Jesús «fuera del campamento»

Lucas 22, 14-23 Jesús parte el pan, dándose a sí mismo, antes de su Pasión

Comentario
Caminar humildemente con Dios significa escuchar la llamada a caminar fuera de los lugares de nuestra comodidad y acompañar a los otros, sobre todo a los otros que sufren.
«Nuestros huesos están secos, hemos perdido la esperanza, todo ha acabado para nosotros » (Ez 37, 11). Estas palabras de Ezequiel dan voz a la experiencia de muchas personas en todo el mundo hoy en día. En la India, son las “gente partida” de las comunidades dalits, cuya vida habla con elocuencia de este sufrimiento, un sufrimiento que Cristo, el Crucificado, comparte. Con las personas heridas de todos los tiempos y lugares, Jesús grita al Padre: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?».
Los cristianos están llamados a este camino de la cruz. La Carta a los Hebreos no solamente deja clara la realidad salvífica del sufrimiento de Jesús «en los márgenes», sino también la necesidad de que sus discípulos «salgan del campamento» para unirse con él allí. Cuando nos encontramos con los que han sido excluidos y reconocemos al Crucificado en sus sufrimientos, la dirección hacia la cual debemos dirigirnos queda clara: estar con Cristo significa estar solidariamente con los que están marginados, cuyas heridas él comparte.

viernes, 18 de enero de 2013

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

DÍA 1 Caminar en conversación
Lecturas
Génesis 11,1-9 La historia de Babel y el legado de nuestra diversidad
Salmo 34,11-18 «¡Venid y escuchadme!». La invitación de Dios a la conversación
Hechos 2, 1-12 La efusión del Espíritu, el don del entendimiento
Lucas 24,13-25 Conversación con Jesús resucitado por el camino

Comentario
Caminar humildemente con Dios significa caminar como personas que hablan unos con otros y con el Señor, estando siempre atentos a lo que oímos. Y así empezamos nuestra celebración de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos reflexionando sobre pasajes de la Escritura que hablan de este quehacer fundamental que es la conversación.

La conversación ha sido algo primordial para el movimiento ecuménico, al abrir espacios para que aprendamos unos de otros, compartiendo lo que tenemos en común y haciendo que nuestras diferencias salgan a la luz y sean abordadas. Esta es la forma en que se desarrolla el entendimiento mutuo. Los dones que derivan de la búsqueda de la unidad son parte de nuestra vocación fundamental de responder a lo que Dios exige de nosotros: a través de la conversación verdadera se hace justicia y aprendemos la amabilidad. Las experiencias de liberación real en todo el mundo muestran claramente que el aislamiento de las personas a las que se hace vivir en pobreza se supera forzosamente con la práctica del diálogo.
La lectura del Génesis de hoy y la historia de Pentecostés reflejan a la vez algo de este acto humano y su lugar en el plan de liberación de Dios para su pueblo. La historia de la torre de Babel describe en primer lugar cómo es posible realizar grandes empresas cuando no existen barreras lingüísticas. Sin embargo, la historia también narra el modo en que esta capacidad es comprendida como base para la autopromoción: «hacernos famosos» es lo que motiva la construcción de la gran ciudad. Al final este proyecto lleva a la confusión de las lenguas; desde este momento tenemos que aprender a conocer nuestra propia humanidad por medio de la escucha paciente del otro que es un extranjero para nosotros.

lunes, 14 de enero de 2013

¿RUTINA?

Ayer celebrábamos la fiesta del Bautismo del Señor; con ella terminaba el tiempo litúrgico de Navidad y comenzaba el Tiempo Ordinario.
Para muchos el tiempo ordinario es sinónimo de rutina. Según el diccionario de la RAE, rutina es una costumbre, un hábito adquirido de hacer las cosas por mera práctica y sin razonarlas. Para algunos la rutina es algo negativo, el hacer las cosas sin sentido, monótonamente; para otros, es algo positivo, es orden y planificación. Pero, ¿existe la rutina para un cristiano? 
En el libro del Apocalipsis el Señor dice: Yo hago nuevas todas las cosas. San Benito en el capítulo 49 de su Regla afirma que la vida del monje debe de ser una continua Cuaresma.
Por lo tanto tiempo ordinario es un tiempo excepcional para demostrarle al Señor que nuestra entrega no tiene fecha de caducidad, que no está limitada a tiempos fuertes, sino que gracias a su presencia, cada día es único y especial, solo hay que mirar el atardecer de cada día para darnos cuenta de que la rutina no existe.

sábado, 5 de enero de 2013

HEMOS VENIDO A ADORARLE

En verdad, la luz de Cristo ya iluminaba la inteligencia y el corazón de los Reyes Magos. "Se pusieron en camino" (Mt 2,9), cuenta el evangelista, lanzándose con coraje por caminos desconocidos y emprendiendo un largo viaje nada fácil. No dudaron en dejar todo para seguir la estrella que habían visto salir en el Oriente (cfr. Mt 2,2). 

2. "Y la estrella ... iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño" (Mt 2,9). Los Reyes Magos llegaron a Belén porque se dejaron guiar dócilmente por la estrella. Más aún, "al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría" (Mt2,10). Es importante, queridos amigos, aprender a escrutar los signos con los que Dios nos llama y nos guía. Cuando se es consciente de ser guiado por Él, el corazón experimenta una auténtica y profunda alegría acompañada de un vivo deseo de encontrarlo y de un esfuerzo perseverante de seguirlo dócilmente.

"Entraron en la casa, vieron al niño con María su madre" (Mt 2,11). Nada de extraordinario a simple vista. Sin embargo, aquel Niño es diferente a los demás: es el Hijo primogénito de Dios que se despojó de su gloria (cfr. Fil 2,7) y vino a la tierra para morir en la Cruz. Descendió entre nosotros y se hizo pobre para revelarnos la gloria divina que contemplaremos plenamente en el Cielo, nuestra patria celestial.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...