domingo, 7 de diciembre de 2014

UNA PROMESA DE AMOR

«No temas, que yo te he elegido. Te he llamado por tu nombre y eres mío. Si pasas por las aguas estoy contigo, si por los ríos, no te anegarán…» (Is 43)
Esto casi parece el título de un culebrón o de una novela romántica. Pero no lo es. Es más universal, más hondo, más real. El Adviento es el tiempo en que Dios nos promete que su amor no descansa. Por cada uno de nosotros.
Que salvará distancias infinitas. Que se hará pequeño para encontrarnos. Que vendrá a nuestras vidas. Que creerá en cada uno de nosotros, conociendo nuestra verdad profunda. Y que nos saldrá al encuentro en caminos inesperados. Y esa promesa vale un mundo.


Qué despierta en mí esa palabra de amor de Dios?¿Creo de verdad que Dios me quiere, como soy?

miércoles, 25 de junio de 2014

NO ANTEPONER NADA AL AMOR DE CRISTO

Ayer, al caer el día, nuestra hermana María del Carmen fue llamada a la Luz que no tiene ocaso: CRISTO, EL SEÑOR,  a quien ella, como las vírgenes prudentes, esperó en la noche fugaz, y en ocasiones dolorosa, de esta vida.

La suya comenzó un 16 de agosto de 1927, en Huete. Ingresó en nuestro Monasterio el 3 de septiembre de 1960,  superando dolorosas dificultades con entereza, en su deseo firme de “no anteponer nada a Cristo” para que Cristo viviera en ella.
Emitió su profesión monástica el 14 de marzo de 1962. En todo lo que se le encomendó, se entregó con ilusión, con generosidad, con el amor a su Comunidad que la caracterizaba, siempre y en todo lugar: Monasterio, Colegio, Residencia…
Entusiasta, emprendedora, comunicativa hasta el final, cuando la enfermedad la identificó con Cristo en el dolor.
Agradecemos al Señor el don que nos ha hecho en nuestra hermana y le pedimos que, llevada a hombros del Buen Pastor y unida al coro de las vírgenes, cante eternamente su Amor Misericordioso. 

viernes, 6 de junio de 2014

DON DE TEMOR DE DIOS

Vienes a mí… para darme TEMOR DE DIOS. 
A pedirme respeto y cariño... 
¿Y cómo no voy a darte cariño y respeto, pidiéndomelo de esa forma...? 
¿Cómo voy a tener miedo de alguien que me creó, que luego lo dio todo por mí y que siempre me acompaña...? 
¿Cómo negarte lo poco que sé dar..., cuando tus palabras resuenan en mi alma todo el tiempo...? 
Si Tú me dices: “No temas, que estoy contigo”. 
¿Cómo no decirte yo: lo que tú quieras, aunque yo no quiera...? 
¿Cómo asustarme del AMOR más puro y más grande que jamás soñé recibir. Cuando no me asusto de otras clases de amor...? 
¿Cómo asustarme de un PADRE cariñoso, cuando estoy acostumbrado a los sinsabores de la vida...? 
Cuando sé que tus brazos me esperan cada día para abrazarme al anochecer y poder descansar en ellos... 
Cuando el sufrimiento me mitiga en el silencio compartido de un encuentro... 
Cuando la ansiedad y el desasosiego se vuelven Paz en tu Presencia... 
Cuando te puedo llamar PADRE con todos los “derechos” recibidos... 
El único miedo que debo tener es el de perderlo... Señor... Después del regalo de tu AMOR, escondido en cada uno de estos dones... 
Después de estar mi alma rebosando de tu Gracia... 
Hoy te digo bajito, sólo para Ti... 
Estoy dispuesto, si Tú eres viento a ser yo la hoja...
Si eres fuego, yo la llama... 
Si eres mar, yo la playa... 
Si eres lluvia, yo la tierra... 
Si eres susurro, yo el oído... 
Si vienes a mí como Espíritu que todo lo empapa...
abrirte de par en par mi corazón.
Para reflexionar...
¿Amo y respeto a Dios?
¿Me preocupa el poder alejarme de Dios por mi mala conducta?
¿Soy consciente de que el Señor me ha dicho: NO TEMAS QUE ESTOY CONTIGO?
¿Me abandono a Él?

jueves, 5 de junio de 2014

DON DE PIEDAD

Vienes a mí… para darme PIEDAD. 
Y yo necesito sentir con todas mis fuerzas que eres mi PADRE... 
Ese PADRE que cada día está a mi lado para contarle todo lo que me inquieta y desasosiega el alma... 
Ese PADRE que sé que comprende mis idas y venidas..., mi entrega a medias..., mis dudas..., mis peros y sinrazones... Porque sabe que todavía me comporto como un niño que crece... Como un adolescente que no sabe muchas veces dónde va..., ni por qué huye de lo que más quiere y necesita, teniéndolo al lado... 
Ese PADRE que sé que nunca se volverá atrás como yo hago... Que seguirá dándome su perdón y su Amor siempre que yo, arrepentido, se lo pida... 
Ese PADRE paciente eternamente..., porque su “tiempo” no es el nuestro... Su TIEMPO es tan infinito como su AMOR... Él es AMOR. Ese PADRE que se hace DON completamente... 
Y ahora sé que: 
Como PADRE, desde el cielo, me está MIRANDO... 
Como HIJO, me está ALIMENTANDO... 
Como ESPÍRITU, me está ACOMPAÑANDO... 
Para que yo no me olvide que, como obra salida de sus manos, SIEMPRE me estará AMANDO...
Para reflexionar...
¿Soy consciente de que Dios es mi Padre, que me ama, que me comprende y perdona, que es siempre FIEL, aunque yo sea infiel?
¿Me pongo en presencia de Dios en algún momento del día para contarle mis preocupaciones, mis miedos...?
¿Vivo mi relación con Dios desde el amor, me siento de verdad hijo de Dios?

miércoles, 4 de junio de 2014

DON DE FORTALEZA

Vienes a mí… para darme FORTALEZA.
Pero no sé afrontar las dificultades todavía, por eso, como un niño, te necesito... 
Señor... Te necesito a Ti, sólo a Ti... Para que seas mis manos y acariciemos al sufrimiento, allí donde esté... 
Te necesito a Ti, sólo a Ti... Para que seas mis oídos, aprenda a vibrar mi corazón con la risa y con el llanto, aprenda a escuchar... no sólo a oír... 
Te necesito a Ti, sólo a Ti... Para saborear la vida, como la tierra saborea la lluvia caída sobre ella... Te necesito a Ti, sólo a Ti... 
Para que mis deseos no cieguen mi entendimiento con engaños sutiles... 
Para que mi pobre corazón, acurrucado cobardemente en un rincón, remonte el vuelo, sea libre... 
Para que mi abrazo al mundo sea todo Ternura, todo paz, todo amor... 
Te necesito a Ti, sólo a Ti...
Para reflexionar...
¿Soy fuerte para afrontar las dificultades de la vida?
¿Escucho alguna vez a Dios que me habla al corazón?
¿Anuncio la fe con valentía o me avergüenzo y me callo cuando he de dar un testimonio cristiano?

martes, 3 de junio de 2014

DON DE CONSEJO


Vienes a mí…para darme CONSEJO. 
Pero no siempre tengo intuición para saber lo que quieres… 
Sé que lo que Tú quieres para mí es mi BIEN. Pero yo cuando cada día tengo que elegir, no siempre elijo el Bien; muchas veces, elijo lo más cómodo… 
No me dejes…, aunque a veces me aleje de Ti porque no entienda lo que me pides… 
Volveré luego con más fuerza cuando descubra que me he vuelto a equivocar y sin tu CONSEJO voy a la deriva… 
Sigue diciéndome todo lo que quieras al oído cada día, para que yo aprenda a escucharte con el tiempo… Para que dentro de mí surja ese sentido especial que sepa en cada momento qué hacer… 
Tal vez para que adquiera el fino sentido de saber tu voluntad, tendré que cambiar mi forma de ver el valor de la vida… Tendré que aprender a sentir dentro de mí el sosiego que da saber que la fuerza que me mueve es el AMOR… 
Tendré que tener mis cinco sentidos en calma y silencio para oírte cada día, para intuir lo que quieres sólo con oír tu Voz…
Señor, afíname el oído para que a lo largo del día escuche tu Consejo a pesar del barullo que me rodea.

lunes, 2 de junio de 2014

DON DE CIENCIA

Vienes a mí… para darme CIENCIA. 
Pero no siempre sé elegir y verte a Ti en todas las cosas… 
Estamos en un mundo donde la ciencia de cada día pasos de gigante, pero en lugar de avanzar en bienestar y libertad, cada día damos pasos hacia el abismo de la sinrazón…
No es fácil elegir un camino en las autopistas de una sola dirección y con salida de peaje… 
Es mucho más fácil elegir en un cruce de caminos un sendero que nos lleve al lugar elegido, pero hay que hacerlo a pie… 
La CIENCIA es el saber que Tú estas en todas y cada una de las cosas creadas. Que nosotros sólo podemos “descubrir” algo que ya estaba en la creación salida de tus manos. Que cada paso que damos el “saber” es más grande, pero nosotros somos más “pequeños” si no estamos contigo… 
Saber más, no es ser más… Conocer más, no es entender más… Abarcar más, no es abrazar más… Tener más, no es disfrutar más… Trabajar más, no es crear más… Correr más, no es llegar antes. 
Señor, dame la CIENCIA que necesite para saber encontrarte en cada momento de mi vida… Para verte en cada esquina y recodo de mi camino… 
Para sentirte en cada suspiro, en cada lágrima… para que la naturaleza grite suavemente tu Presencia cuando pasee entre los árboles al atardecer…
Para reflexionar...
¿Sé descubrir a Dios en algún momento de mi vida?
¿Me quedo en las cosas, en las personas como si fuesen el móvil de mi vida o más bien las utilizo como un medio para ir a Dios?

domingo, 1 de junio de 2014

EL DON DE INTELIGENCIA


Vienes a mí… para darme INTELIGENCIA.
Pero ten paciencia, me cuesta tanto entender… 
Este mundo de comunicaciones en que vivimos, a veces, me parece un mundo irreal donde nada es lo que parece… 
Es difícil entender lo que dicen, porque cada cual le da un sentido distinto a las palabras, cada cual entiende lo que quiere de ellas, y eso que entiende es “su” verdad… 
Señor, yo sólo sé que todo fue creado por medio de tu PALABRA, que Tú eres la PALABRA. 
Y que el mundo que sólo era silencio y oscuridad se llenó de Vida y de luz a través de ella, de Ti… 
Pero hoy, que presumimos de cultos y creemos saber el significado de las palabras, seguimos sin saber su verdadero valor… 
Se podría decir que seguimos siendo analfabetos de “contenidos”… 
¿Y cómo entender el mensaje si las palabras están vacías…? 
Señor, si Tú eres la PALABRA hecha vida y yo el resultado de la acción creadora de tu palabra, quédate conmigo para que el resultado de nuestro encuentro sea que yo “entienda”…
Señor, dame Inteligencia para comprender y aceptar los acontecimientos con los que cada día me encuentro.

sábado, 31 de mayo de 2014

EL DON DE SABIDURÍA

Desde hoy y hasta el día de Pentecostés vamos a prepararnos con unas reflexiones sobre cada uno de los dones, para que cuando llegue el Espíritu Santo nos encuentre haciendo oración como a los apóstoles.
Este año, como siempre…, vienes a mí con las manos llenas de dones y yo todavía no sé qué hacer con ellos… 
Este año, como siempre…, empapas mi pobre cuerpo con tu Espíritu y lo llenas de Fuerza para luchar, pero yo todavía no sé qué voy a hacer… 
Este año, como siempre…, vienes a mí ilusionado con el encuentro, y yo por miedo todavía me escondo… 
Este año, como siempre…, eres el Rey del Universo, EL PADRE que nos cuida, la FUERZA que nos acompaña… Y con toda tu grandeza infinita, sin embargo vienes a mí como un soplo, como un susurro, como el viento… Hoy puedes ser brisa que acaricia sólo para mí… 
Vienes a mí… para darme SABIDURÍA.
Pero yo tendré que aprender día a día, porque me cuesta tanto aprender…
Me cuesta, porque no sé distinguir todavía la sabiduría del mundo de la Tuya, y son tan distintas…
La del mundo es la cruz de la moneda de la vida y la Tuya la cara, y sólo las separa un pequeño “canto”, que sólo es ese “algo más” que separa el saber de la SABIDURÍA.
Distinguir lo que destruye, de lo que construye…
Distinguir la especulación de lo real…
Distinguir la autopista, del sendero…
Distinguir la apatía, del cansancio…
Distinguir el “vértigo” que arrastra…, de la vida plenamente vivida…
Distinguir el fuego del calor…
Distinguir el romanticismo, del cariño y la ternura…
Distinguir el éxtasis, del placer…
Distinguir el “amor”, del AMAR…
Es SABIDURÍA…
Porque la SABIDURÍA, tal vez sólo sea descubrir que Tú eres el CAMINO, la VIDA y la VERDAD… 
Señor, ayúdame a estar atento para decubrir tu Sabiduría en medio de mi rutina.

sábado, 19 de abril de 2014

CRUZ

Alguien escribió: “Dios no te ama porque seas bueno; Dios te ama porque él es bueno”. Qué mejor expresión de ese amor que la cruz, y en ella la imagen de un Dios que nos desborda con su amor. Un Dios que lo da todo y un “nosotros” que lo recibe todo.
“El Rey a quien seguimos y nos acompaña es un Rey muy especial: es un Rey que ama hasta la cruz y que nos enseña a servir, a amar. No os avergonzáis de su cruz”.
El acontecimiento de la Muerte y la Resurrección de Cristo es el corazón del cristianismo, el punto central que sostiene nuestra fe, el impulso poderoso de nuestra certeza, el viento fuerte que aleja todo miedo y toda inseguridad, toda duda y todo cálculo humano.

miércoles, 16 de abril de 2014

DELANTE DEL CRUCIFIJO

Queridos hermanos y hermanas:
Hoy, en la mitad de la Semana Santa, la liturgia nos presenta el triste hecho de la traición de Judas. Judas va a las autoridades y les dice simplemente: ¿Cuánto me van a dar si yo lo entrego?”. “Treinta monedas”. Y Jesús tiene precio, como cualquier mercadería en un mercado. Y Jesús acepta esa humillación hasta la muerte de cruz. En su sufrimiento y en su muerte podemos ver el dolor de la humanidad, el dolor de nuestros pecados, y la respuesta de Dios a ese misterio del poder del mal. Dios toma sobre sí el mal del mundo para vencerlo. Su Pasión no ocurre por error, es la manera de mostrarnos su amor infinito.
En esa Pasión de Jesús contemplamos su grandeza y su amor.
En esta Semana Santa nos hará bien a todos mirar el crucifijo, besar las llagas de Jesús, y decirle gracias, porque eso lo hizo por cada uno de nosotros. Pero Dios siempre interviene, en el momento en que quizás uno no lo espera. Y Jesús resucita. La resurrección de Jesús no es el "final feliz" de un cuento de hadas, no es el happy end de una película, sino que es la prueba de que Dios actúa en el momento más difícil, en el momento más oscuro. La noche siempre es muy oscura, un poquito antes de que empiece a amanecer. No bajemos de la cruz antes de tiempo. Y no olvidemos en esta Semana de besar muchas veces el crucifijo.

martes, 18 de marzo de 2014

VOCACIÓN SACERDOTAL

Mañana celebramos el día del Seminario. Os dejamos esta presentación de la vocación sacerdotal.
Esperamos que os guste

 

viernes, 14 de marzo de 2014

PLAN DE CUARESMA


Otra Cuaresma que llega. Y uno puede, con cierto aire de rutina, multiplicar las alusiones al desierto, al ayuno, a la limosna y a la oración. 
Con la regularidad de todo lo que, en la vida, es habitual. Con la tranquila cadencia del año litúrgico. Con la normalidad del paso de las estaciones. Ahora toca la seriedad y el rigor, como en el futuro tocará la alegría. Y luego la vida ordinaria… Pero, esto de que toca, ¿no es un poco triste? ¿No resulta como demasiado poco espontáneo?
Así que olvidemos lo que toca. Olvidemos el desierto por decreto, el ayuno de temporada y la limosna de ocasión. Olvidemos la conversión urgida y la oración metida en la vida con calzador. Y empecemos a pensar en regar las semillas de actitudes que son necesarias toda la vida. Y si nos paramos ahora a detectarlas, es más como cultivar una planta que ha de crecer que como contemplar un paisaje que ha de cambiar en unas semanas.
¿Qué podemos cultivar estas semanas? El desierto como actitud de silencio, de vaciamiento y de soledad. Para no andar siempre de atracción en atracción, en la feria de las vanidades. La oración como búsqueda del Dios que se hace difícil en esta cultura. Y como escucha verdadera y profunda de la palabra de Jesús, que se siga haciendo maestro y guía. La limosna como amor compasivo, que piensa no solo en dar peces, sino también cañas y respuestas. El ayuno como respuesta austera a un mundo que constantemente excita nuestros apetitos. La conversión como lo contrario al apoltronamiento, es decir, saber que siempre hay obras que hacer dentro y fuera, para que la vida sea más habitable.


¡En marcha!


http://www.pastoralsj.org/

martes, 4 de febrero de 2014

PAPEL ARRUGADO


Mi carácter impulsivo me hacía estallar en cólera a la menor provocación. La mayoría de las veces, después de uno de estos incidentes, me sentía avergonzado y me esforzaba por consolar a quien había dañado.



Un día mi consejero, que me vio dando excu­sas después de una explosión de ira, me entregó un papel liso y me dijo; "Estrújalo". Asombra­do, obedecí e hice una bola con el papel.
Luego me dijo: "Ahora déjalo como esta­ba antes". Por supuesto que no pude dejarlo como estaba. Por más que lo intenté, el papel quedó lleno de arrugas.
Entonces habló: "El corazón de las personas es como ese papel. La impresión que dejas en ese corazón que lastimas, será tan difícil de borrar como esas arrugas en el papel. Porque, aunque intentemos enmendar el error, ya es­tará marcado".

Por impulso no nos controlamos y sin pen­sar lanzamos palabras llenas de rencor. Des­pués, cuando pensamos en ello, nos arrepen­timos. Pero ya no podemos dar marcha atrás, no podemos borrar lo que quedó grabado. Y así dejamos "arrugas" en muchos corazones. Puedo ser más comprensivo y paciente. Es más, puedo pedir perdón y reconocer mi error.

miércoles, 8 de enero de 2014

CERCA DEL SANTO PADRE

Hoy varias de nuestras hermanas, nuestros alumnos y sus padres han podido disfrutar de la audiencia general con el Sto Padre Francisco, además nos ha dedicado un saludo.


Queridos hermanos y hermanas:
Hoy comenzamos una serie de catequesis sobre los sacramentos, que son el centro de la fe cristiana, por los que Dios comunica su gracia, se hace presente y actúa en nuestra vida. Los siete sacramentos de la Iglesia prolongan en la historia la acción salvífica y vivificante de Cristo, con la fuerza del Espíritu Santo.
El Bautismo es el sacramento sobre el que se fundamenta nuestra fe y nos hace miembros vivos de Cristo y de su Iglesia. No es un simple rito o un hecho formal, es un acto que afecta en profundidad la existencia. Por él, nos sumergimos en la fuente inagotable de vida, que proviene de la muerte de Jesús. Así podemos vivir una vida nueva, de comunión con Dios y con los hermanos. Aunque muchos no tenemos el mínimo recuerdo de la celebración de este sacramento, estamos llamados a vivir cada día aspirando a la vocación que en él recibimos. Si seguimos a Jesús y permanecemos en la Iglesia, con nuestros límites y fragilidades, es gracias a los sacramentos por los que nos convertimos en nuevas creaturas y somos revestidos de Cristo.
Saludo a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España, veo ahí un grupo proveniente de la diócesis de Cuenca, Argentina, Bolivia, Venezuela, México y los demás países latinoamericanos. Invito a todos a experimentar en la vida de cada día la gracia que recibimos en el Bautismo, siendo verdaderos hermanos y hermanas de Cristo y verdaderos miembros de la Iglesia. Feliz año a todos. Muchas gracias.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...