viernes, 14 de junio de 2013

LECTIO DIVINA PARA ADOLESCENTES

•STATIO:
Antes de comenzar el encuentro con el Señor a través de su Palabra, pedimos la luz y la fuerza al Espíritu Santo.
Espíritu Santo, abre mis ojos para que vea la vida con tu luz. 
Abre mi corazón para que me sienta amado con tu amor. 
Abre mi mente a tu Palabra que es orientación y alimento. 
Ayúdame a olvidarme de todo lo que me impide escucharte: la música, la publicidad, mi imaginación… que este momento sea un apoyo para seguir caminando. 
AMÉN
• LECTIO: Lectura del pasaje Gálatas 5,13-15
Leemos el texto de forma personal, varias veces para que nos vaya empapando y penetre nuestro corazón.

Es cierto, hermanos, que habéis sido llamados a la libertad. Pero no toméis la libertad como pretexto para vuestros apetitos desordenados; antes bien, haceos esclavos los unos de los otros por amor. Pues toda ley se cumple, si se cumple este precepto: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os devoráis unos a otros, acabaréis por aniquilaros mutuamente.

  • Me detengo en la imagen de la libertad y tomo conciencia de la importancia que ésta tiene para el ser humano, ya que probablemente, la libertad, sea la mejor característica que define al hombre.
  • “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, si la libertad es esencial para que el hombre sea realmente hombre, el amor es esencial para que el cristiano sea realmente cristiano.
MEDITATIO:
Al escuchar este pasaje, tengo la sensación de que el tiempo no ha pasado, parece que Pablo vive en nuestro mundo y tiene las mismas ansias de libertad que yo.
*¿Qué es para mí la libertad? ¿Pienso como Pablo que he sido llamado a la libertad? 
* ¿En qué personas, cosas, lugares… encuentro mi libertad? ¿Qué papel juega Dios en las decisiones que yo tomo libremente? 
* ¿Soy consciente de que soy esclavo del sistema en el que vivo, de la publicidad, las modas… de que no soy realmente libre como Dios me ha llamado a ser? 
* ¿Encuentro alguna relación entre libertad y amor? 
* ¿Qué necesito para ser realmente libre? 
* ¿Soy libre en mi forma de amar o me dejo llevar por los estereotipos que me marca la sociedad? 
* Ser esclavo por amor como dice San Pablo, ¿es algo que va en contra de mi libertad?
ORATIO
El pasaje leído y meditado se convierte ahora en oración. Acudimos ahora al Señor para agradecerle su presencia, para presentarle las dificultades que encontramos al hacer uso de nuestra libertad, al amar a los demás.
* Doy gracias al Señor por mi libertad. Ahora es cuando estoy empezando a tomar mis propias decisiones, con mi familia, con mis amigos… empiezo a tener mi propia personalidad, empiezo a descubrir la libertad y el amor que, a veces, no sé cómo debo utilizar. 
* Pido al Señor que me ayude a utilizar responsablemente mi libertad. Presento las dificultades que me impiden amar al prójimo tal y como es y pido al Señor que me ayude a entregarme a mis hermanos siguiendo el ejemplo de Jesucristo
• CONTEMPLATIO
Señor, ahora estamos aquí Tú y yo solos. Me pongo a tu disposición, como Samuel quiero decir: “Habla Señor que tu siervo escucha”
ACTIO
Después de haber pasado este rato de intimidad con el Señor, no puedo volver a mis tareas cotidianas como si nada hubiese cambiado. Necesito hacer un compromiso de llevar a la práctica el pasaje meditado.
Jesús, enséñame a contemplar la vida con tus ojos. Así seré capaz de amar a los demás como Tú. Que tu presencia purifique y libere mi corazón, y lo llene con tu luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...