sábado, 19 de abril de 2014

CRUZ

Alguien escribió: “Dios no te ama porque seas bueno; Dios te ama porque él es bueno”. Qué mejor expresión de ese amor que la cruz, y en ella la imagen de un Dios que nos desborda con su amor. Un Dios que lo da todo y un “nosotros” que lo recibe todo.
“El Rey a quien seguimos y nos acompaña es un Rey muy especial: es un Rey que ama hasta la cruz y que nos enseña a servir, a amar. No os avergonzáis de su cruz”.
El acontecimiento de la Muerte y la Resurrección de Cristo es el corazón del cristianismo, el punto central que sostiene nuestra fe, el impulso poderoso de nuestra certeza, el viento fuerte que aleja todo miedo y toda inseguridad, toda duda y todo cálculo humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...